12 agosto, 2006
Melancia
Nunca antes me habia sorprendido por el nombre de una fruta, bueno pensandolo mejor creo que sí, cuando alguien me dijo que esa cosa con pepitas, rosada hasta el encanto,con un sabor dulzón y con sutil aroma se llamaba fruta de la pasion, me quede perplejo poque a mi no se me hubiera podido ocurrir nombre mejor. Lo mismo me ha pasado con nuestra familiar Sandía, aqui en Portugal la llaman Melancia, se pronuncia "Melansía". Pero no es solo el nombre tan bonito que a mi me sobrecoge; es como lo dicen estos Azoreños. ¿Sera verdad que la dulzura en el habla refleja nuestros sentimientos mas profundos?. ¿Acaso el habla impersonal de esas maquinas que nos venden nuestra racion diaria de nicotina o nos dicen que hemos elegido gasolina sin plomo no es sino una prolongacion de nuestro alejamiento diario del calor humano?. Cuando intento hablar con mi Nokia 3550 siempre me pregunto, ¿pero que demonios hago dejando un mensaje a una maquina? Hasta ahora es una batalla que llevo ganada, pero sé positivamente que es una guerra que tarde o temprano perderemos, aunque nos cueste creerlo.
 
Escrito por: Forastero en 1:36 a. m. | Enlace permanente |


0 Comentarios:




Anuncios Relacionados

blogs