01 diciembre, 2006
Un diamante es para siempre

Hoy no estaba muy inspirado, como casi siempre, y he dudado mucho a la hora de escribir. Tenia intención de escribir de algo alegre y divertido, y sin quererlo apareció en mi mente un anuncio de adsense que a veces sale en mi blog, que mas o menos viene a decir que cuando te mueras, bueno que hacen con las cenizas un diamante.
A mi me resulta simpático, sobretodo porque he visto y leído de todo sobre que hacer con las cenizas del difunto. Cuadros de la persona fallecida conteniendo una doble pared interna donde se depositan las cenizas, ¡¡¡brrrrr!!!, me da escalofríos, aunque siempre bromeo con esta posibilidad. Vasijas de ceramica de Lladró. Añadirle cola blanca y hacerte un perchero...
Mi experiencia personal es que las cenizas se depositen en un lugar especialmente querido por el difunto. Mi padre pues tiene ante sus cenizas toda la campiña de Medina Sidonia.
Curioso es lo que ocurre en la Ermita de la Virgen del Rocío, en Almonte, Huelva, España, (esto lo aclaro porque como tengo amigos en Sudamerica y en otras partes del mundo...), bueno, pues allí se están depositando en el suelo de los alrededores de la Ermita las cenizas de todo aquel que siendo fervoroso devoto de Nª Sra. del Rocío lo desee. La policia lleva un estricto control para evitarlo.
Creo recordar que en la ultima romería asistieron mas de un millón de personas. Bueno pues calculen ustedes un millón de personas, cuatro o cinco mil caballos ( la verdad es que no lo se), levantando semejante polvareda ¿donde creéis vosotros que pueden acabar nuestros seres queridos?. No quiero ni pensarlo.
Lo ultimo que me han contado es que algunos para cumplir el ultimo deseo del difunto hacen como en la película "La gran evasión", se ponen bolsitas de plástico llenas de ceniza en los bolsillos y según van andando la van soltando por un agujerito.
Yo pienso que la mejor opción es la del diamante, lo malo es si lo tienes que pagar, pero si lo cubre tu seguro, que te hagan un diamante de 80 quilates por lo menos y así fardas de marido o esposa después de muerto, que la vida son dos días y uno no tiene siempre un diamante pa lucirlo y dar envidias, aunque sea mala.
 
Escrito por: Forastero en 1:21 a. m. | Enlace permanente |


1 Comentarios:


at 8:20 p. m., Anonymous Anónimo

un dí-amante
se luce muy bonito
pero y si son de todos nuestros seres queridos...?
nos podrían hacer un rosario de dí-amates..? para regalarselos a nuestros nietos comouna buena herencia...?

 


Anuncios Relacionados

blogs