05 noviembre, 2006
La Navidad y el atún
Ya esta aquí, por fin, ya era hora, como todos los años. Llego la Navidad. La mayor fiesta del año, dos meses y casi medio de fiestas. Para nuestros bolsillos supone el mayor varapalo, pero ya casi estamos acostumbrados. Primero las vacaciones del verano, luego la incorporación de nuestros hijos al colegio y ya por ultimo Navidad. Pero pienso que está bien. A veces está bien.
No todo va a ser trabajar, alguna vez nos tocará descansar, (pero que costoso). En fin, todo sea por la alegría que se reparte por nuestras calles, esa calle Sierpes, esa calle Tetuan, ahí en Sevilla. Sevilla cuanto te echo de menos, supongo que será porque mi corazón lo tengo perdido entre tus callejuelas del Barrio de Santa Cruz.
Este verano, aquí en Terceira, bueno no sé si alguna vez os he dicho que trabajo en el archipiélago de las Islas Azores, sí, en el mismo sitio de la foto Bush/Aznar/Blair, paso todos los días por delante del lugar donde se hizo esa foto, bueno, como decía, este verano mi querida María me comentaba que dentro de poco la Navidad se iba a adelantar a final de Agosto, así que, se nos podía dar el caso de que nos estuviéramos comiendo un polvorón, ( mantecado navideño ), y que se nos agarrase al cielo de la boca, (seca del calor, claro), como si le fuera la vida en ello justo en pleno periodo vacacional. También recuerdo una anécdota con un amigo mio que vive en Monzón (Huesca), un día paseando por Madrid , va y me dice, "entremos en ese bar que ponen unas conservas de atún que están que no veas"; bueno pues nos llevamos toda la tarde intentando repetir " El arzobispo de Constantinopla se quiere desarzobispoconstantinopolizar, el desarzobispoconstantinopolizador...", entre bocado y bocado de atún.
 
Escrito por: Forastero en 10:40 p. m. | Enlace permanente |


1 Comentarios:


at 9:27 a. m., Anonymous Anónimo

si manuel....
de aquí a nada estaremos comiéndonos los polvorones y mantecaos recostados en las amacas en la playa con los pies metidos en el agua con todo el cielo de la boca seco y la lengua pegada al paladar...como se siga a éste ritmo,
yá no tengo ilusión de esas cajas grandotas de polvorones que mis padres abrían la noche de navidad en su cama con todos mis hermanos alrededor de ella....para ver como venia de bien preparada....con ese almanaque nuevo del próximo año y esas botellitas pequeñitas de distintos licores que nunca llegábamos a probar.....
en esos momentos nos repartíamos primero los polvorones que venían liados con los papeles brillantes ...luego los de chocolate ...luego los de almendra y así sucesivamente ...
pero ésa ilusión se perdió hace bastante tiempo....y creo que por el ritmo que llevamos en ésta sociedad por el consumo jamás yá podremos recuperar....

 


Anuncios Relacionados

blogs