23 enero, 2007
Urgencias
Hoy María me ha recordado, por unos temas que no vienen al caso , el asunto de las llamadas "Urgencias Hospitalarias".

Este departamento de los hospitales son los que reciben a todas aquellas personas que tienen un problema de salud y que es necesario o urgente su estudio.

Concretamente quisiera hablaros de un hospital , el Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla.

Este hospital, grande y dedicado a las enseñanzas universitarias adolece de un muy mal servicio de Urgencias, yo personalmente he estado allí una vez y acompañando a otras personas he estado varias más.

Aunque hay bastantes médicos en las distintas consultas, como somos tantos, nos toca esperar; normalmente de pie porque no hay sitio suficiente. El trato es amable y cordial y el tiempo de espera viene en consonancia con la hora y el día de la semana, hay determinadas horas y días en la que la afluencia de enfermos es mayor que a otras (fines de semana).

Para mi, solo presentan un pequeño fallo, no son las instalaciones, (creo que las estaban remodelando ahora ), no son los equipos de especialistas que se encargan de hacerte las radiografías. No, son el resto del personal, desde el ATS que te saca la sangre hasta el medico que no tiene la experiencia necesaria. Todos son universitarios. AHÍ ESTA EL FALLO. Las veces que he ido me he encontrado con auténticos pipiolos, recién titulados, sin experiencia alguna.

Cuantas veces nuestros familiares necesitan la opinión de un experto y estos médicos jovencitos, de lo único de lo que se preocupan es de hacerte la historia medica, de hacerte unos análisis y una radiografia. Jamás en las 15 o 20 veces que he tenido que acudir me/nos atendió una persona experimentada.

¿Donde están los profesionales que debían hacer las guardias?, ¿No serán que las cobran a un muy buen, (eso seguro), dinero y se las pagan por una miseria a estos juveniles?. El colmo de esta historia es que una vez me sacaron el libro gordo, el Vademécum, porque no sabían no se que. Y otra vez por poco dejan a la persona que venia conmigo totalmente sin sentido debido a la inyección de un calmante, que sería para dormir a un caballo. ¡Ah!, y nunca jamás había visto un surtidor de sangre de una vena y me toco verlo allí.

En fin, un desastre. Desde entonces vamos al Virgen del Rocío donde , a pesar de ser también bastante jóvenes, se tarda menos tiempo en ser atendidos.

Por cierto, no creáis que es que me gusta ir a las Urgencias hospitalarias, es que fueron incapaces de decirnos que demonios nos pasaba. Eran incapaces de decir que enfermedad nos atacaba. Hemos tardado 4 años en saberlo. Bendita sanidad publica.
 
Escrito por: Forastero en 1:48 a. m. | Enlace permanente |


2 Comentarios:


at 11:25 a. m., Anonymous Anónimo

Hola, si me permites, lo que no te puedo "permitir" es que tu queja vaya directamente a los médicos internos residentes.
Que tardes más en ser atendido no depende de ellos, sino de la consejería de salud de la junta de andalucia.
Idem de que no haya asientos suficientes etc etc.
Por lo demás, un residente ya es MEDICO, y puede ser tan bueno como cualquier otro.
Dependiendo del año de residencia, puede estar más o menos solo, ahora... que la junta de andalucía quiera dejar sólos a los residentes para no tener que pagar los sueldos de los adjuntos o bien que estos prefieran estar acostados, no es razón para que te metas con ellos.
No tienes por qué saberlo, pero esos residentes que tanto criticas, están trabajando muchas veces hasta 32 horas seguidas, obligados por la junta, y muchas veces hacen más de 90 horas a la semana y por una miseria.
Sí, es su trabajo, pero también es un gran sacrificio. Han estudiado 6 años de una durísima carrera y se han enfrentado a una de las oposiciones más duras de España. Si están ahí como especialistas, es porque han sido de los MEJORES de sus promociones.
Por lo demás, un médico no te va a sacar sangre, eso lo hace una enfermera.
Y, el Vademécum, es un libro de consulta sobre medicamentos que el médico tiene a su disposición para ver exactamente la dosis, duración, efectos secundarios y otros tratamientos equivalentes. El utilizarlo es necesario para todos los médicos (incluido los adjuntos) y junto con el Medimecum (otro parecido), es un libro muy utilizado en el ámbito hospitalario, y para nada significa que el médico no sepa de medicina, pues para utilizarlo, hay que saber. Si no me crees... cuando quieras coges uno y te recetas algo para la enfermedad que tu quieras... verás que sorpresa te pegas...

 

at 11:42 a. m., Anonymous Anónimo

Es cierto tienes toda la razón del mundo, pero al final quien padece todas estas carencias son los usuarios finales, los enfermos. Tal vez haya que recriminarles a los dirigentes de los hospitales el que no hagan un mayor control de los medicos adjuntos, o tal vez es que están muy ocupados, todo puede ser. De todos modos siento que este post tiene una base de rencor, tal vez no deseado, por los malos momentos que se pasan en los departamentos de Urgencias.

 


Anuncios Relacionados

blogs